Inspecciones rurales, la estrategia que está acercando la justicia a la gente en el Putumayo

Durante 2019, cinco inspecciones de policía rurales en el departamento de Putumayo fortalecieron sus capacidades para prestar servicios de justicia a las comunidades rurales y urbanas de cinco municipios, gracias a la articulación entre el Programa de Justicia para una Paz Sostenible de USAID y el Programa Colombia Transforma de USAID.

En articulación, Colombia Transforma realizó el mejoramiento de infraestructura de las inspecciones de policía y JSP dotó las oficinas con equipos de cómputo, sillas y escritorios necesarios para su funcionamiento, además, capacitó a los inspectores en temas como Métodos de Resolución de Conflictos, y el Código Nacional de Policía y Convivencia.

Para los inspectores rurales de las veredas Arizona y Villa Flor, en Puerto Caicedo; San Antonio, en Valle del Guamuez; y Tesalia y Buenos Aires, en Orito, este fortalecimiento se ha visto reflejado en una mejor atención a su comunidad, agilidad en los procesos y respuesta efectiva en el acceso a la justicia.
Rosalba Hernández es la inspectora de Tesalia, y quien lleva 25 de sus 60 años ejerciendo esta profesión; destaca que este mejoramiento y apoyo brindado por el Programa JSP ha significado un cambio y una dignificación a la labor de los inspectores, porque ella -por ejemplo- solo hasta el año pasado hizo a un lado una antigua máquina de escribir, con la que trabajó por años y en la que redactó cientos de acuerdos y actas, para hacerlo ahora en un portátil donado por el Programa.

Con sinceridad, Rosalba cuenta que fueron muchas las veces que soñó con tener un equipo de cómputo para su inspección, pero solo fue hasta el año pasado, cuando llegó JSP, que ese sueño se hizo realidad; ahora cuenta con una inspección renovada, la cual no solo presta sus servicios a esta vereda, sino a nueve más en la zona.


«Esta inspección no era así, nos arreglaron todo, nos dotaron de portátil, la impresora, las sillas para el usuario, el archivador, y la silla para el inspector. Yo trabajaba con una máquina de escribir, que un día se me dañó y tuve que amarrarla con alambre y nylon”.
______________________________________
Rosalba Hernández, inspectora de policía.

Tesalia es una vereda ubicada a 30 minutos del casco urbano de Orito, por años fue el lugar de paso de grupos ilegales quienes generaron zozobra, amenazaron y despojaron de su tierra a docenas de víctimas. Actualmente la conforman 90 familias, es decir unos 367 habitantes.
“Nosotros en esta vereda no tenemos apoyo de entidades como Bienestar Familiar, Comisaría de Familia, ni de la Policía, por eso es tan importante la inspección, porque somos un apoyo para la Alcaldía y para la Secretaría de Gobierno, intentamos solucionar la mayoría de casos que nos llegan, los cuales son alrededor de 15 por mes”, cuenta Rosalba.
Como ella, Luis Hernando Samudio Pupiales, exinspector de policía de la vereda Buenos Aires (municipio de Orito), quien se desempeñó esta labor durante 8 años, también destaca no solo la dotación que apoyó JSP, sino las capacitaciones que recibieron a través de este Programa.

JSP ha capacitado a 28 inspectores y corregidores en el departamento de Putumayo. Para Luis, las inspecciones de policía son una estrategia importante en el Sistema de Justicia, pues en la ruralidad –casi siempre- son el único lugar donde la comunidad puede dirigirse para pedir ayuda y resolver conflictos, solicitar asesoría judicial y poner querellas.
Además, para la comunidad de estas veredas, el desplazarse al casco urbano implica gastos que no son fáciles de costear. “La mayoría tienen recursos económicos escasos, así que con la inspección al lado de su casa, encuentran a alguien que haga valer sus derechos (…) es tener la justicia más de su lado”, comparte el inspector.

Los inspectores de policía son actores judiciales a nivel municipal que hacen parte de la justicia administrativa; en ese sentido, desde su objetivo de “aumentar el acceso a servicios judiciales más eficaces, inclusivos y con capacidad de respuesta en regiones afectadas por el conflicto”, el apoyo dado por JSP fortalece el acceso a la justicia en la ruralidad, garantizando que inspectores, corregidores y comisarios estén mejor formados, sean más efectivos y con mejores resultados en el acceso a la justicia.

«Nos capacitaron en derecho policivo, en la Ley 1801, y en Métodos de Resolución de Conflictos, todo esto sirvió para retroalimentar algunos conocimientos, y pues se ve reflejado en cómo atendemos a las personas, cómo redactamos un documento mejor, y cómo se tecnificó más nuestra atención».
______________________________________
Luis Hernando Samudio, inspector de policía.

Share this post