Indígenas de la amazonia exigen que los mineros ilegales se mantengan alejados para protegerlos del coronavirus

Los líderes tribales amazónicos pidieron a los gobiernos de América del Sur que se aseguren de que los mineros ilegales se mantengan alejados de sus tierras forestales, ya que temen que los extraños puedan propagar el coronavirus entre las comunidades indígenas vulnerables.

Al menos 10 personas indígenas en Brasil, Ecuador y Colombia han muerto a causa del altamente contagioso COVID-19, según las organizaciones indígenas de la cuenca del río Amazonas (COICA).

La minería ilegal se ha «intensificado» a medida que los mineros de oro se ven envalentonados por controles más débiles y la falta de presencia estatal durante el encierro de coronavirus en los bosques donde viven los indígenas, según Tuntiak Katan, jefe adjunto de COICA.

«Los mineros ilegales aprovechan las cuarentenas para llevar a cabo sus actividades y amenazan a nuestras comunidades», dijo Katan en un seminario web con miembros de los medios el viernes.»Las comunidades son más vulnerables ya que también están encerradas y no pueden actuar en contra de esto», dijo Katan, quien pertenece a los indígenas Shuar de Ecuador.

COICA ha recibido informes de un aumento en la extracción ilegal de oro en la región amazónica de Madre de Dios en Perú y en la provincia sureña colombiana de Putumayo, dijo.
Alrededor de un millón de indígenas viven en los nueve países sudamericanos que albergan la selva amazónica.
Algunas comunidades indígenas se están aislando, cerrando sus reservas, cerrando carreteras y bloqueando vías fluviales.
Los expertos en salud dicen que el coronavirus podría propagarse rápidamente entre las tribus que tienen poca inmunidad a enfermedades comunes en la población general y sistemas inmunes ya débiles.

«No se trata solo de que una persona indígena se infecte con el virus. Se trata del peligro de que toda una población indígena pueda desaparecer de la cuenca del Amazonas», dijo Katan. «En la cuenca del Amazonas, hay culturas con 200 personas o menos, y podrían desaparecer», dijo.

Las muertes mundiales por coronavirus han demostrado que las personas mayores son particularmente vulnerables, y para los grupos indígenas que pierden a sus ancianos significa que las tradiciones culturales podrían perderse para siempre, agregó.

Con poca o ninguna ayuda médica de los gobiernos llegando a sus comunidades remotas, las tribus se están defendiendo por sí mismas, recurriendo a las medicinas tradicionales de plantas, raíces e infusiones, dijeron los líderes.

Cortesía Fundación Thomson Reuters

Share this post